Experiencias de Inmigrantes en Estados Unidos

Experiencias de Inmigrantes en Estados Unidos
  • Sharebar

Esta es la historia de la tía Molly que llegó a este hermoso país, Estados Unidos en busca de un futuro mejor donde hablar inglés y mejor aún ser bilingüe era de “caché”.  Y qué se yo lo que le pasó a ella en aquel tiempo que vivió acá pero cuando recuerdo sus historias y veo lo que a mí me ha pasado es cuando en realidad comprendo su experiencia.

PhotoGrid_1459284671773

Pero díganme a quién no le ha pasado que llega a este país y se encuentra con señales por donde quiera y al pronunciar lo que está escrito es completamente diferente a como se debe decir y pasa uno la pena del siglo.  Entonces es cuando uno se quiere medio refinar y es peor porque todo es en inglés o como diríamos imitanto un sonido y creando una nueva expresión “whatchu-whatchu”.

20160329_163435

De las anécdotas que me acuerdo está el día que llegué a mi casa y estaba haciendo una tarea de inglés de las clases que estaba tomando en un centro de aprendizaje donde prefería hablar con los latinos por descansar de tanto “whatchu-whatchu” que me estaba atormentando,  eso es sólo para darles a entender que no es ni fué fácil para mí ni para nadie que llega a otro país.  Le estaba leyendo a mi hermana las respuestas de mi tarea y le digo “la polaice is….bla, bla”  y ella me dice ¿a qué te refieres con “la polaice”? y yo le respondo muy orgullosa de mi pronunciación la policía ¿qué no me entiendes?  Qué ilusa yo ja, ja, ja.

 Yo me río ahora pero bastante que me sentí frustrada al comienzo, aún tengo muchas cosas que corregir pero nos toca aprender la cultura, la lengua y hacer una nueva vida donde por mucho esfuerzo especialmente al comienzo, siempre tenemos resistencia al cambio y queremos conservar lo que cada uno trae y es normal ¿cómo vamos a olvidar nuestras raíces y todo lo que hemos hecho toda una vida?  Pero bueno volviendo a esa experiencia así como a mí a la tía Molly le pasó algo muy similar…

20160329_163444-2

La tía Molly se las quiso pasar de “gringa” y se montó en un bus donde comenzó a escuchar las conversaciones de otros y a buscar las palabras que no entendía de los avisos de publicidad que estaban dentro del bus en su pequeño diccionario de inglés/español. Al parecer estaba mejorando su inglés pero siempre por una u otra razón dejaba al descubierto su estado precario.  Ella trataba de hacer sus conversaciones más fluídas y válgame Dios el día o la semana que cogía una palabra o una frase porque eso era como que el juguetito nuevo. Imagínense cuando se copió el “I mean…” toda frase que decía quedaba inconclusa por el “bendito I mean”.  Eso era  como muy “cool” para ella o mejor dicho muy americanizado.

En otra oportunidad la tía Molly se metió de voluntaria en un centro de atención a ancianos y ahí sí que la situación se le puso bien negra…  La pobre tía Molly se comunicaba con “señales de humo” como decía ella y por mucho que se esforzaba siempre llegaba con un chiste o alguna experiencia graciosa de su día laboral.  Al final todo se le fue facilitando porque le tocaba sólo limitarse a aquellos pacientes bilingües y fue ahí cuando aprendió una nueva lengua la de hablar “spanglish”.

PhotoGrid_145928524532520160329_163018-2

Uno de sus episodios fue cuando le tocó atender a un puertorriqueño y entonces la tía Molly le decía al señor  que debía deshacerse de unos papeles y “tirarlos” en una “caneca” y ahí quedaron los dos hablando en chino ya que el “viejo Orly” como cariñosamente ella le decía, no entendió eso de “caneca” y es que en Puerto Rico a la “caneca” le llaman “zafacón” o en otras palabras al recipiente que se usa para depositar la basura se le llama así.  En fin, lo otro es que no en todas partes los verbos o algunas palabras significan lo mismo…y mejor lo dejo ahí con eso de “tirar”…

Para terminarles este cuento sólo quería aprovechar lo que la tía Molly y lo que yo hemos pasado en este país para decirles a todos aquellos que a diario llegan a este magnifico “country” que le echen ganas y traten de aprender el idioma, las expresiones idiomáticas, las costumbres y  en general la cultura.

Yo sé que por necesidad debemos comunicarnos y obtener información pero se hace más difícil cuando se trata de un idioma diferente al nuestro.  Debemos atrevernos y tener en cuenta que estamos en la misma posición de otros que al igual que nosotros también tienen que buscar una señal, un diccionario, un traductor simultáneo o algo parecido para darse a entender.  Lo importante es que a todos nos pasa y eso es parte del aprendizaje porque nadie nace sabiéndolo todo.  Está en nuestras manos y nuestro esfuerzo salir adelante o no, porque todo está en querer, imitar, atreverse y practicar. ¡Anímate y deja el miedo!

2 Responses »

  1. ja ja!!me acordé de muchas anécdotas con mi”Spanglish”!! la habitation!! ja ja…Gracias a Dios, hoy en dia con los smart phones, hay muchas aplicaciones para aprender o “defenderse” con el inglés. Muy chévere el artículo Lily!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>