Homenaje a Jorge Oñate

  • Sumo

De niña mi familia nos llevaba a Arjona y Turbaco los pueblos donde nacieron mis padres.

Era una salida al campo y a otros paisajes donde los toros, vacas, caballos y cultivos hacían una experiencia diferente y divertida.

Ibamos oyendo música y hablando pero tan pronto llegábamos al pueblo se escuchaban a todo volumen vallenatos en las calles, tiendas y en nuestro caso, en la casa de mi tío Libardo.

Jorge Oñate,‘ ‘los hermanos Zuleta’, ‘el binomio de oro’, ‘Alfredo Gutierrez’, ‘Diomedes Diaz’ por mencionar a algunos de los cantantes y grupos vallenatos de esa época. Ya hoy hay muchos que no están y hay nuevos exponentes que han dejado en alto el vallenato y hasta lo han internacionalizado.

En la medida que ibamos creciendo oíamos otra música y realmente el vallenato en orden de importancia quedaba de último.

Cuando habían fiestas de toros esa casa de mi tío tenía un kiosko en el patio y siempre estaba lleno de gente, wisky, comida y vallenato. Algunas veces hasta música en vivo de muchos de ellos. Mi tío Liba fue el presidente de los tres primeros ‘festivales vallenato’ en Arjona así que conoce muy bien a los cantantes y acordioneros.

En la ‘odiolescencia’ por decir adolescencia mis hermanas y yo nos poníamos en la contra y hasta mala cara pues no nos ponían música que nos gustaba pero aunque no lo crean el vallenato entró en nuestras venas.

Finalmente en el colegio nos pasábamos las letras y nos poníamos a cantar los vallenatos de moda. Quizás no me conocía todos los grupos pero tenía muchos favoritos y muchos son los temas que me aprendí. Hoy desde lejos de mi tierra cada vez que escucho vallenatos me emociona la música, el sentimiento, el acordeón y las bellas letras.

Enterarme de la muerte de este conocido representante del vallenato, de los pioneros, Jorge Oñate, apodado como ‘El Jilguero de América’ o ‘el Ruiseñor del Cesar’ de donde era, me dolió su fallecimiento porque tenía mucho por dar. Su voz intacta y le faltaban muchos homenajes y muchas otras grabaciones. Gracias maestro por tu música y por las memorias que dejaron tus canciones en mi vida. Descansa en paz!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »