“El Coliseo”

“El Coliseo” es un anfiteatro en Roma que se le llamó inicialmente  “Anfiteatro Flavio” en honor de la Dinastía Flavia que lo construyó en el siglo I pero luego de colocar una estatua de “el Coloso de Nerón” se le llamó “Colosseum” o en español, Coliseo (esta estatua ya no se conserva).  En ésta área de 57 metros de altura, 189 metros de largo por 156 de ancho ovalada se esconden una serie de memorias desde sus inicios 70 d.C. y como dato curioso cuando se inauguró fueron 100 días de celebración en la que murieron muchos con el fin de divertir y estuvo lleno de fieras, gladiadores y gente importante.

Cada grada un total de 88 permitió ubicar estratégicamente hasta 50000 espectadores por clase social, más abajo más importante.  Hoy ya no se usa como tal y a lo largo de la historia se hicieron muchos cambios y se le dió diferente uso.  Fue declarado “Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco en el año 1980 y en el 2007 como una de “las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”.  Aunque su estructura está dañada y en proceso de restauración, este anfiteatro es cosiderado un ícono de la Roma Imperial.  Actualmente se usa todos los Viernes Santos para el Via Crusis que preside el Papa.

Paseando por los alrededores de este lugar me encontré con este “personaje” que nos divirtió con sus locuras y espontaneidades.  Unas fotos divertidas y cotidianas!

Audiencia general con el Papa Francisco!

Creo que somos muchos los afortunados de asistir a una “Audiencia General” con el Papa Francisco en Roma.  Por muy temprano que quise estar pues comenzaba a las 10:00 de la mañana y por muy preparada de haber recogido las boletas de admisión el día anterior, estas filas interminables tenía uno que hacer.  Pudo ser peor pero la recompensa estaba por encima de este mal momento aunque era mejor pensar en este sabio dicho “el que quiere azul celeste, que le cueste” y yo estaba de azul, ja,ja…

Una vez ubicada en la Plaza de San Pedro en medio de tanta gente, cámaras, celulares, binóculos y tabletas salió el Papa en su papamóvil haciendo un recorrido por las divisiones del lugar y saludando a los presentes por lo que se pudo apreciar de cerca, tomarle fotos, grabar su breve y sabio discurso y aplaudir su participación.  La plaza además, tenía pantallas gigantes que facilitaban que se viera el Santo Padre.

Este miércoles en lo personal, es un día que no olvidaré ya que ser testigo presencial y escuchar con claridad y sencillez las palabras del Papa Francisco no tiene precio.  Habló de que la iglesia es como una madre que se preocupa  por sus hijos y que con ternura sabe orientarlos y la iglesia lo hace a través de los mandamientos.  También expresó que aunque los hijos se equivoquen la madre los comprende y así es la iglesia que comprende e invita a retomar el camino.  Por ultimo, una mamá reza por los hijos y los confía a Dios así hace la iglesia.

Al finalizar sus palabras saludó a todos los presentes y en diferentes idiomas se decía lo que el Santo Padre había hablado.  Fenomenal!