Pensando en cómo será viajar luego de la pandemia

Una de mis grandes pasiones es viajar ya sea por carro, tren, barco o avión.

He sido muy arriesgada y algunas veces hasta sola me fui. Hoy disfruto más en compañía y francamente, viendo fotos de los lugares que he visitado cómo extraño no poder hacerlo en medio de esta pandemia.

Se extraña a la familia cuando por decisiones de la vida ya uno no vive donde nació. Las reuniones familiares, hablar alto, reír, bailar, comer y disfrutar sin tener que ponernos una máscara y limitarnos a máximo 10. En mi caso, mi familia es muy grande y cuando nos reunimos somos más de 10.

Como lo lo que he tenido es tiempo quiero compartirles destinos hermosos e inolvidables para no perder la esperanza que volveremos a viajar aunque sea con miles de protocolos. Realmente tenemos que cuidarnos y cuidar a todos.

Estar positivos en medio de la prueba

En medio de esta pandemia debemos estar positivos y haciendo todo lo que podamos para estar protegidos y proteger a nuestras familias, vecinos, compañeros de trabajo y nuestra comunidad.

Quedarnos en casa ayuda y evitar aumentar los casos y la situación en los hospitales es lo mejor. Para algunos ha sido una locura acomodarse a esta situación y con hijos ha sido todavía más pesado. Hay que ingeniárselas y hacer esta convivencia llevadera, positiva y divertida.

Yo me disfruto mi casa, mi hogar, mi esposo y ahora, mi mamá. Hemos hecho nuestra parte y aunque nos informamos no nos dejamos llenar de miedo. Tantos casos y muertes ha sido duro pero hay que seguir. Una sugerencia, créele a Dios. El es Omnipotente y todo lo resuelve. Reza, aumenta tu fe, disfruta de lo simple. Un amanecer, atardecer, ver televisión. Lee un libro, la Biblia. Ordena tu closet y saca cosas para regalar.

Si tienes algún talento como coser y tienes máquina de coser pues empieza a coser máscaras para proteger a los tuyos y más cercanos. Hay quienes están donándolas a los hospitales… ¡bien por ellos!

Cocina o aprende a cocinar. Plancha, habla por WhatsApp con tus seres queridos. Este virus es un enemigo invisible que nos hace creer que no estamos unidos pero ahora más que nunca lo estamos. La oración es un gran aliado y poderosa. Si eres católico, busca las misas o lecturas diarias y practícalas en familia. Las redes sociales y Youtube te permiten instruirte, recrearte y divertirte. ¡Sácale provecho!

Agradece que estás en casa o con otros y llénate de buenas y muchas razones positivas. Todo pasa, nada es eterno. Hay que creer en lo bueno y confiar en Dios.

Otra idea es hacer tareas en familia, jugar entre todos hará tu encierro una experiencia que te ha unido más con los tuyos y con esos muchachos de hoy que la tableta y el teléfono es su mejor amigo hay que integrarlos. Informarlos es esencial para que cada uno haga su parte. Nosotros hemos sacados juegos como dominó parqués, cartas, y monedas pero también hemos hecho con una hoja y varias categorías, juegos como ‘Stop’, o Pare en español y hasta el ahogadito. Nos hemos reído y hemos hecho unas memorias inolvidables, rezando en familia, misas desde la sala, viendo películas, jugando, cocinando, limpiando y sobre todo, lavándonos las manos. ¡Haz tu parte! #quedateencasa #DiosEnControl

Matrimonios y celebraciones en estos tiempos

¿Cuántas personas llevaban tiempo planeando sus celebraciones como matrimonios, comuniones, bautizos y hasta cumpleaños y de pronto se metió la pandemia y se quedó todo pospuesto?

Realmente nadie se esperó que algo así nos paralizara y aquello que era tan sencillo como compartir con otros se nos hiciera tan difícil en estos momentos. Pero es una realidad y hay que hacer lo que se nos pide por nosotros mismos y nuestros familiares, vecinos y todo el mundo.

Para algunos ha sido el momento decisivo y hasta se han casado hasta por la computadora pero han hecho su sueño realidad. Aún sin las familias presentes han recibido cariño pues la tecnología ha ayudado mucho.

Ese fue mi caso pero gracias a Dios 10 días antes de que todo se cancelara y de que existieran tantas malas noticias logré casarme por la iglesia luego de 11 años de casada por lo civil.

Estuvimos 15 en total y pues pudimos estar cerca y recibir ese calor humano. Gracias Señor pues una vez más me mostraste lo especial que soy para ti. Gracias por tu misericordia… Gracias también porque mi mamá se había fracturado su tobillo un mes antes y la pudimos traer para el matrimonio y para estar juntos en estos prueba mundial. ¡Dios mío tus planes son perfectos!

Aquí les comparto fotos de todo. La decoración y todo hecho por mí, sin gastar mucho como ustedes los que me siguen, leen y conocen saben que me gusta pero que se vea elegante, con buen gusto y como si costó más. Gracias por las habilidades que heredé y me diste mi Señor… Gracias a mi hermana Victoria que me ayudó con los últimos detalles el día del evento y gracias a todos los que me dieron sus productos para aprovecharlos y disfrutarlos.

Feliz con poder recibir la comunión después de tanto tiempo en el que seguí asistiendo a misa y colaborando aún con las prohibiciones. ¡Siéndole fiel a mi Dios!

Valió la pena la espera… y a tiempo antes de que las cosas se pusieran peor lo logramos ¡Dios en control! ¡Estoy felizmente casada y bendecida!

Translate »