Sanibel, Florida: Playa, sol y pandemia

En medio de la pandemia y de tantas restricciones en la Florida (ya que es uno de los lugares donde hay muchos casos de covid19) programar un viaje y hacerlo realidad es posible.

Realmente es más el miedo que nos da ante tantos contagios y muertes que intentar salir y aprovechar los días bonitos que nos ofrece la vida.

Estaba tan ilusionada con salir de la rutina y hasta el test me hice (negativo gracias a Dios) en muchos lugares te piden el test negativo o que te lo hayas hecho dentro de 72 horas de tu viaje. Esto hace que llegando a tu destino debas quedarte encerrado mientras llega el resultado del covid19. Así te cuidas y proteges a otros. También hay que llenar una forma en línea si viajas por avión y dependiendo de tu destino. Averigua con tu aerolinea qué te piden y no te lleves sorpresas.

Especiales en los precios de tiquetes aéreos y en hoteles es lo que más hay. Hay destinos que cuestan $20 dólares por ruta… una ganga!

Playa y sol era lo que buscaba así que nos fuimos a Sanibel. Por carretera 2 horas y 15 minutos y qué buena elección!

Es un lugar colorido y sus playas de arena blanca y muchas caracuchas y aguas de color verde. Visualmente placentero e ideal para relajarse, lo que precisamente necesitamos para soltar la preocupacion de la pandemia.

Las playas con gente pero con distancia social te permite descansar y disfrutar sin exponerte. Yo igual tuve mi tapabocas.

Palmeras, canoas o ‘kayas’, delfines, tienditas, restaurantes, muelle y atardeceres de fotos fuera de serie. Montar en bicicletas de 2, 4 o las normales te parecerá un plan divertido. Tuve la dicha de presenciar hasta una pedida de mano en medio de un atardecer fuera de serie!

Si vas a viajar por avión consulta con tu aerolínea para evitar multas, contratiempos y malos ratos. Si es por carretera igual dependiendo del destino. Te deseo un ‘break’ de fin de semana sin gastar mucho y te garantizo opciones y seguridad. Es posible salir y te lo recomiendo pues te recargas de nuevas memorias y buenos momentos. Viajar es una bendición y hay que atreverse!

Día del periodista

Hace muchos años decidí estudiar Comunicación Social y Periodismo en Colombia en la Universidad Autónoma del Caribe y lo logré.

Hoy cuando veo esta máquina de escribir donde aprendí, cargué y llevé a mis clases, donde repetí muchas ideas y logré mis escritos como los quería me da un poco de nostalgia. Me acuerdo de mis profesores (algunos ni están vivos) y sus enseñanzas y la época de la universidad. Ese tiempo de salir de mi ciudad, Cartagena donde nací y viví hasta los 16 años y mudarme a Barranquilla (ciudad que no conocía y está relativamente cerca) todo para poder lograr mi sueño profesional.
He visto a la nueva generación no saber usar estas máquinas de escribir y me sonrío igual que muchos lo han hecho conmigo al querer aprender a usar todos los programas y la nueva tecnología. Debo admitir que me da un poco de nostalgia pero hay que evolucionar y reconocer que gracias a tantos avances hay muchas herramientas que hoy especialmente on esta pandemia han facilitado entrevistas y divulgar información.

Comunicar y escribir parece muy sencillo pero realmente necesita orden de ideas, objetividad e investigación. La práctica y pasión nos va puliendo.

Con los años he ido trabajando en diferentes campos y siempre mi carrera me ha ayudado a atreverme a hablar en público, a hacer ‘podcast’ o programas radiales, escribir de mis viajes y recomendar aventuras siempre con la objetividad y el compromiso de ayudar y dejar a quien me lee o escucha mejor de lo que estaban. Incentivando a la gente a usar su creatividad y si es de moda, decoración o manualidades, a no gastar mucho y que las cosas se vean de mucho dinero.

Me gusta mi carrera y hoy con este ‘blog’ (así sea de gratis) escribo y publico no por dinero sino por pasión. Mi otra gran debilidad es la fotografía donde aplico conocimiento adquirido y exploro con todos estos aparatos nuevos y aplicaciones. He caminado, he aprendido y sigo aprendiendo.

Gracias a todos los profesores que me enseñaron a ser una profesional con ética. Gracias por empujarme a retos y oportunidades. Gracias a todos por la lección y por compartir sus experiencias y conocimientos. Gracias a todas las personas con las que he trabajado porque de todas aprendí algo y me hicieron mejor.

Felicidades a todos mis colegas especialmente a los que han cubierto esta pandemia y se exponen diariamente. Muchas bendiciones siempre!

Ya superaremos esta situación y seguiremos trabajando y compartiendo información. #periodismo #facilycotidiano

Cuídate y a tu familia también!

Ya han pasado 4 meses desde el comienzo de la pandemia en Florida y es alarmante cómo han aumentado los contagios últimamente y cómo nos hemos convertido en uno de los epicentros y sitios de más afectados.

Es verdad que locamente hemos visto personas que han hecho muchas manifestaciones al aire libre sin cubrirse y que a muchos no les importa y no le temen a contagiarse. Le perdieron el miedo a este enemigo invisible.

Algunos con la excusa de estar haciendo ejercicio tampoco usan mascarillas y otros se han contagiado porque se han reunido en diferentes partes con la familia, amigos y hasta salen a celebrar eventos como grados, cumpleaños y matrimonio. También, las playas llenas y la gente viajando de un lado a otro por avión o carretera para aprovechar las vacaciones. Señores esto es serio!

Uno apoya que los negocios estén abiertos pero hay que tomar medidas y precauciones. Hay que usar mascarilla y tener distancia social y realmente eso no lo cumplen todos. Es un desorden y falta de consideración con otros, con ellos mismos y hasta con sus mismos familiares.

Uso este espacio para recordarle a todos lavarse las manos, usar mascarilla, usar limpia manos y mantener distancia social. Ya vendrán mejores tiempos y razones para celebrar, ahora hay que hacer nuestra parte por uno mismo, nuestras familias y amistades y por todo el mundo. Seamos solidarios! Cuídate y a los tuyos también!

Hay que seguir cuidándonos!

Cuando nos sorprendió la pandemia en Marzo y comenzamos a ver tantas muertes en el mundo nos pusimos a hacer lo que nos decían las autoridades y doctores para salvarnos.

Hoy a un mes de volver a abrir con esta ‘nueva normalidad’ bajamos la guardia y han aumentado los casos en varias ciudades como la mía en Miami. Es necesario trabajar y cuidarnos en equipo. Es un esfuerzo de todos. No es de las autoridades únicamente.

No nos cuesta nada lavarnos las manos, cubrirnos la boca y hacer el sacrificio por todos especialmente por quienes viven bajo un mismo techo.

Yo los invito a seguir haciendo lo correcto y salir de esta sin perder a un ser querido o uno mismo. El trabajo es de todos. Yo me cuido y cuido a mi familia, vecinos y a los seres humanos que coincidimos en algún supermercado. La unión hace la fuerza!

Pensando en cómo será viajar luego de la pandemia

Una de mis grandes pasiones es viajar ya sea por carro, tren, barco o avión.

He sido muy arriesgada y algunas veces hasta sola me fui. Hoy disfruto más en compañía y francamente, viendo fotos de los lugares que he visitado cómo extraño no poder hacerlo en medio de esta pandemia.

Se extraña a la familia cuando por decisiones de la vida ya uno no vive donde nació. Las reuniones familiares, hablar alto, reír, bailar, comer y disfrutar sin tener que ponernos una máscara y limitarnos a máximo 10. En mi caso, mi familia es muy grande y cuando nos reunimos somos más de 10.

Como lo lo que he tenido es tiempo quiero compartirles destinos hermosos e inolvidables para no perder la esperanza que volveremos a viajar aunque sea con miles de protocolos. Realmente tenemos que cuidarnos y cuidar a todos.

Estar positivos en medio de la prueba

En medio de esta pandemia debemos estar positivos y haciendo todo lo que podamos para estar protegidos y proteger a nuestras familias, vecinos, compañeros de trabajo y nuestra comunidad.

Quedarnos en casa ayuda y evitar aumentar los casos y la situación en los hospitales es lo mejor. Para algunos ha sido una locura acomodarse a esta situación y con hijos ha sido todavía más pesado. Hay que ingeniárselas y hacer esta convivencia llevadera, positiva y divertida.

Yo me disfruto mi casa, mi hogar, mi esposo y ahora, mi mamá. Hemos hecho nuestra parte y aunque nos informamos no nos dejamos llenar de miedo. Tantos casos y muertes ha sido duro pero hay que seguir. Una sugerencia, créele a Dios. El es Omnipotente y todo lo resuelve. Reza, aumenta tu fe, disfruta de lo simple. Un amanecer, atardecer, ver televisión. Lee un libro, la Biblia. Ordena tu closet y saca cosas para regalar.

Si tienes algún talento como coser y tienes máquina de coser pues empieza a coser máscaras para proteger a los tuyos y más cercanos. Hay quienes están donándolas a los hospitales… ¡bien por ellos!

Cocina o aprende a cocinar. Plancha, habla por WhatsApp con tus seres queridos. Este virus es un enemigo invisible que nos hace creer que no estamos unidos pero ahora más que nunca lo estamos. La oración es un gran aliado y poderosa. Si eres católico, busca las misas o lecturas diarias y practícalas en familia. Las redes sociales y Youtube te permiten instruirte, recrearte y divertirte. ¡Sácale provecho!

Agradece que estás en casa o con otros y llénate de buenas y muchas razones positivas. Todo pasa, nada es eterno. Hay que creer en lo bueno y confiar en Dios.

Otra idea es hacer tareas en familia, jugar entre todos hará tu encierro una experiencia que te ha unido más con los tuyos y con esos muchachos de hoy que la tableta y el teléfono es su mejor amigo hay que integrarlos. Informarlos es esencial para que cada uno haga su parte. Nosotros hemos sacados juegos como dominó parqués, cartas, y monedas pero también hemos hecho con una hoja y varias categorías, juegos como ‘Stop’, o Pare en español y hasta el ahogadito. Nos hemos reído y hemos hecho unas memorias inolvidables, rezando en familia, misas desde la sala, viendo películas, jugando, cocinando, limpiando y sobre todo, lavándonos las manos. ¡Haz tu parte! #quedateencasa #DiosEnControl

Matrimonios y celebraciones en estos tiempos

¿Cuántas personas llevaban tiempo planeando sus celebraciones como matrimonios, comuniones, bautizos y hasta cumpleaños y de pronto se metió la pandemia y se quedó todo pospuesto?

Realmente nadie se esperó que algo así nos paralizara y aquello que era tan sencillo como compartir con otros se nos hiciera tan difícil en estos momentos. Pero es una realidad y hay que hacer lo que se nos pide por nosotros mismos y nuestros familiares, vecinos y todo el mundo.

Para algunos ha sido el momento decisivo y hasta se han casado hasta por la computadora pero han hecho su sueño realidad. Aún sin las familias presentes han recibido cariño pues la tecnología ha ayudado mucho.

Ese fue mi caso pero gracias a Dios 10 días antes de que todo se cancelara y de que existieran tantas malas noticias logré casarme por la iglesia luego de 11 años de casada por lo civil.

Estuvimos 15 en total y pues pudimos estar cerca y recibir ese calor humano. Gracias Señor pues una vez más me mostraste lo especial que soy para ti. Gracias por tu misericordia… Gracias también porque mi mamá se había fracturado su tobillo un mes antes y la pudimos traer para el matrimonio y para estar juntos en estos prueba mundial. ¡Dios mío tus planes son perfectos!

Aquí les comparto fotos de todo. La decoración y todo hecho por mí, sin gastar mucho como ustedes los que me siguen, leen y conocen saben que me gusta pero que se vea elegante, con buen gusto y como si costó más. Gracias por las habilidades que heredé y me diste mi Señor… Gracias a mi hermana Victoria que me ayudó con los últimos detalles el día del evento y gracias a todos los que me dieron sus productos para aprovecharlos y disfrutarlos.

Feliz con poder recibir la comunión después de tanto tiempo en el que seguí asistiendo a misa y colaborando aún con las prohibiciones. ¡Siéndole fiel a mi Dios!

Valió la pena la espera… y a tiempo antes de que las cosas se pusieran peor lo logramos ¡Dios en control! ¡Estoy felizmente casada y bendecida!

Next Newer Entries

Translate »