Schoenstatt in Homestead, Florida

10 12 2014

El Santuario de la Virgen de Schoenstatt en Homestead, Florida se llama “Camino hacia el Padre Misericordioso” y en esta hermosa y pequeña iglesia se celebran muchos eventos entre ellos el Rosario de la aurora.

2014-12-06 06.18.292014-12-06 06.20.452014-12-06 06.31.142014-12-06 06.31.462014-12-06 06.24.382014-12-06 06.32.092014-12-06 06.32.142014-12-06 06.32.392014-12-06 06.47.232014-12-06 06.47.382014-12-06 07.07.492014-12-06 07.07.562014-12-06 07.08.02

La historia de esta maravillosa virgencita comienza con el Padre Kentenich quien quería establecer alianzas de amor con María.  El dio muchas charlas y su movimiento fue creciendo pero durante las guerras de 1941 fue arrestado y lo enviaron a un campo de concentración en Dachau.  Ahí empezó a expandir el mensaje a los prisioneros de diferentes nacionalidades entre ellos italianos, checos, polacos.

En medio de pruebas en Dachau, el exilio de 14 años a Estados Unidos y muchos sacrificios pudo establecer ese lazo de amor con la virgen y su fruto se fue expandiendo hasta Uruguay, Chile y otros lugares.

2014-12-06 06.48.20

El nombre de esta virgen tiene su significado ya que es Madre, Reina y Victoriosa tres veces admirable.  Lo de “Madre” porque para sus inicios circulaba una oración que empezaba con “madre tres veces admirable,…”.  “Reina”, porque este movimiento fue perseguido por los Nazi y en medio de Dachau se coronó como “reina del campo de concentración”. Por último, el más reciente “Victoriosa” porque al Padre Kentenich lo exiliaron 14 años y siempre estuvo seguro que la virgen haría el milagro de su liberación.  No son varias vírgenes es que la virgen se ha manifestado en Schoenstatt, Lourdes, Fátima, y otras poblaciones.

2014-12-06 07.36.142014-12-06 06.34.402014-12-06 06.33.292014-12-06 06.33.582014-12-06 06.33.12

En Homestead hay un camino largo para llegar al santuario y de cada lado le han agregado las estaciones del viacrusis pero tiene en la mitad unas huellas que se hicieron con un zapato del Padre Kentenich como simbolismo del camino hacia el padre misericordioso.

2014-03-28 17.38.492014-03-28 17.38.542014-03-28 17.39.072014-03-28 17.39.48 2014-03-28 17.40.272014-03-28 17.40.352014-03-28 17.42.14

He tenido la oportunidad de estar en la capilla de Schoenstatt de Querétaro, México y es igual lo único es que el techo de la de aquí es rojo y el de allá en verde.

La experiencia me encantó, el rosario hermoso, el amanecer espectacular y espiritualmente fue maravilloso.  Visita Schoenstatt!

 





Querétaro y ciudad de México en fotos!

9 04 2014

Un destino recomendable para visitar y tener unas vacaciones maravillosas es México.  Tiene unos contrastes que se pueden apreciar tomando un tour, donde además de darle información puede pasarse de una ruta a otra sin ningún costo adicional y conocer la ciudad por todos lados.

El auditorio Nacional, la escultura “El caballito”, la Torre Mayor, “El Angel”, “Diana, la cazadora”, Cuauhtémoc, fuentes, el palacio de Bellas Artes, zoológico, el Zócalo, la Basílica, “Xochimilco”, las pirámides de Teotihuacán, Plaza Garibaldi, iglesias, fuentes, tiendas, artesanías y hasta centros comerciales con diseños modernos… ahí hay mucho por hacer!

Otro lugar fenomenal y que les recomiendo es Querétaro, ideal para pasear e ir al centro donde apreciará sus iglesias, paisaje, monumentos, murales, ventas típicas y comida fuera de serie!





México es bien lindo!

19 05 2012

Gracias a Dios y a la vida que  pude visitar este lugar y disfrutar de sus alredores.  Haciendo un recorrido por sus calles, disfrutando de los contrastes y novedosos diseños en las casas y hoteles, pasé por el Angel de la Independencia, en lo personal, es algo fuera de lugar y tiene una ubicación estratégica.

Siguiendo con el tour, llegué a la Basílica donde está el ayate con la imagen de la “Virgen de Guadalupe“, mi morenita consentida, a quien venero, respeto, y  cuya historia me sorprende.  Fue un sueño hecho realidad poder estar ahí y cumplirle una promesa que hace mucho tiempo le hice que tan pronto pudiera salir y entrar libremente en este país la iría a visitar y así fue.

La misa estuvo bien emotiva, compré medallitas, oraciones, estampitas y rosarios y me surtí de detalles para regalar a mi regreso.  También me quedé sorprendida de ver los arreglos florales que le llevan a la virgen y en su cumpleaños que es el 12 de Diciembre es imposible desplazarse con facilidad de tantas personas que vienen por carro, avión, a pié y hasta de rodillas a cantarle las mañanitas y ofrecerles sacrificios o cumplirle una promesa.  Un poco más arriba está el “Cerro de Tepeyac” y  antes de irme, me encontré la estatua del Papa Juan Pablo Segundo, que en vida fue fiel devoto de la “Guadalupana” y en muchas oportunidades, vino a visitarla.

Luego seguimos el recorrido y conocí varios sectores a lo largo del camino y paramos a degustar los platos típicos de este lugar y mis favoritos son los en tacos al pastor en salsa verde, picosita pero es una delicia!  Además, pude probar la jícama con chile en polvo, que cosa más rica y enviciadora, simplemente me encantó!

 

Llegada la noche, pasamos por el “Zócalo” de la ciudad de México y después nos fuimos a la “Plaza Garibaldi” y habían muchos grupos de mariachis tocando diferentes canciones a distinto público y al mismo tiempo.  Entramos al salón “Tenampa” donde unos años atrás estuvo el mismo José Alfredo Jiménez, componiendo sus canciones y cabe nombrar algunos temas como “el Rey”, “la Araña”, “Amanecí en tus brazos”, entre otros.  Qué tiempos aquellos y salud… esa es la excusa perfecta para unas ricas margaritas y un buen tequila mexicano.

Al día siguiente  fuimos a centros comerciales, el “Lago de Chapultepec” y seguimos otro destino: Querétaro!  Qué entrada más linda, unos arcos que se usaban antiguamente para el acueducto, es el monumento de los “Arcos” de esta ciudad.   Casas coloridas, gente en las calles, señores embolando zapatos, calles con adoquines, y para mi sorpresa, tiene varios sitios nombrados en 1996 por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Esculturas y estatuas en el centro y un monumento de los indios danzantes, bien llamativo en el parque de la ciudad.  También, me llevaron a una iglesita de la “Virgen de Schoenstatt”, bien pequeñita y un altar lindísimo.

Además de seguir comiendo y deleitándome con este bello lugar, me llevaron a “San Miguel de Allende” en “Guanajuato” , tenían artesanías, ropa, sarapes, entre otras cosas y me encantó la amabilidad de la gente, bien cariñosos y serviciales.  Fuimos a un mirador, una vista espectacular y las calles son bien angostas.

Mi experiencia me gustó, fue fascinante y sólo me resta decir que México tiene  planes y eventos para grandes, chicos, para los locales y los turitas… hay que irlo a visitar porque realmente, vale la pena!