Poderosa Bendición para el hogar

A la hora de decorar y hacer manualidades solamente se necesita una inspiración y eso es precisamente lo que me pasó asistiendo a rezar el rosario de la aurora de la Virgen de Schoenstatt en Miami, Florida.

2014-12-06 06.48.20

Una vez que terminamos el rosario pasamos a desayunar y luego me fui a la tiendita donde venden escapularios, agua bendita, oraciones, libros, prendedores, estampitas, velas, entre otros.  Mirando todo con detalle, encontré estas bendiciones del hogar y la compré.

2015-08-03 22.54.35

A los pocos días aprovechando que mi mami estaba de visita decidimos ir a comprar cintas y medalitas y esta es nuestra versión…

2015-08-03 22.57.182015-08-03 22.54.012015-08-03 22.54.16yimg-923183157-1--40079593020150819_101723

Y le agregamos la oración:

Divina Providencia: Tú que eres el autor de todo lo creado, sin cuya voluntad nada se mueve, recurro a tí en estos momentos de vacilación, para que me guíes y me protejas en contra de los espíritus tentadores y envidiosos.

Mi espíritu guía: Si algún enemigo material aguijoneado por la envidia pretendiese levantar su mano para herirme o pronunciara una palabra para humillarme por medio de la calumnia, desviad su mano y sus pensamientos para que arrepentido de su falta me pida perdón, que yo le perdonaré y rogaré a Dios por su salvación.

Angel de mi guarda: no permitas que yo siendo inocente pueda ser víctima, ni pagar culpas que no he cometido, solamente por satisfacciones que quieran experimentar los espíritus falsos y opresores.

En nombre de Dios Todopoderoso, ruego al Angel de mi guarda y a mis espíritus protectores que me libren de las malas influencias y de las malas tentaciones; que los espíritus falsos y seductores no tengan entrada en mi persona ni en mi casa y que los espíritus de luz me sirvan de escolta.

Gran Poder: Que esta oración en la puerta de mi hogar sirva de muralla para todos mis enemigos materiales y espirituales y que vuestra Divina Gracias nos cubra con su manto. Amén, Jesús.

Ideas de #facilycotidiano!

2015-08-04 13.14.31

Una declaración de Joel Osteen para tí

Este texto es una de las declaraciones de Fe, abundancia, prosperidad y bendiciones que forman parte del libro “Yo Declaro” de Joel Osteen.  La verdad es que hay que contagiarse de positivismo y llenarse de esperanza para ver milagros en nuestras vidas.  Es fácil y cotidiano, no te parece?

Busca a Dios: asiste a retiros!

Hay muchas maneras de buscar a Dios y una de ellas en asistiendo a retiros espirituales donde cada persona tiene la oportunidad de reflexionar y meditar en la palabra.  Hay quienes exponen sus testimonios y lo comparten para ayudar a otros que están en medio de la prueba; pero hay quienes van para ayudar a servir, limpiar, animar, rezar e interceder ante Dios por estas necesidades.

Muchos de estos eventos se dan en la mayoría de las iglesias católicas, otras congregaciones y algunas son por un fin de semana completamente fuera de la casa, otros por días, otros son conferencias, en fin hay tanto por hacer y mucho por informar.  Hay también para la familia completa, sólo para hombres, sólo mujeres, esposos y adolescentes.

Cuando nos acercamos al Señor y le damos el lugar que se merece en nuestras vidas todas las cosas encuentran su curso; hay que dar el primer paso y las cargas se van aligerando.  Búscalo tú también leyendo la Biblia, o en páginas como esta:http://www.conjesus.org/emaus-retiro-miami/emaus-schedule.cfm y http://www.amen-amen.net/RV1960/

“Cinco Piedras que obstaculizan tu bendición”

Este es otro libro maravilloso de Juan Alberto Echeverry que recomiendo y comparto con ustedes porque quizás no hemos pensado que hacemos cosas que nos alejan de recibir bendiciones.  Habla de 5 “piedras” que nos impiden alcanzar lo que queremos:

  • La queja: somos pecadores por naturaleza y siempre nos inclinamos al vicio de ver lo negativo, criticar y quejarnos haciendo que muchas veces seamos ese tipo de personas con las que nadie se quiere encontrar.  A veces hasta uno se contagia con las malas noticias de otros y nos enfrascamos con actitudes negativas.  Silenciar nuestra boca requiere de dominio propio y es un acto de pocos.  Hay que tener fe y concentrarnos en lo que tenemos, ser felices y no mirar “el agua que le falta al vaso”.
  • La desobediencia: nosotros hemos sido creados con un don de “libre albedrío”, de elegir y según nuestras decisiones tenemos consecuencias.  A veces queremos pasar de una prueba tomando “caminos tramposos” para salirnos rápido del sufrimiento, compromiso, sacrificio, esfuerzo, prueba y nos encontramos que más adelante hay que repetir el proceso hasta cumplir lo que desde un principio se nos dijo.  Hay que pedirle al Espíritu Santo que nos de sabiduría.
  • La duda: y la falta de fe nos alejan de ver milagros y la intervención de la mano de Dios.  Es tan fuerte nuestro pensamiento negativo y pesimista que no hay cabida para tener esperanza y avivar nuestra fe.  Hay que aprender a aceptar la voluntad de Dios!
  • La inconstancia: nos hace salir del camino, de buscar la meta.  Nos desesperarnos cuando no somos pacientes y no vemos que hemos logrado conseguir lo que pedimos y como nada sucede y hemos suplicado mucho pues entonces desfallecemos, no hacemos oración, no nos arrodillamos y tiramos todo el buen trabajo que hemos realizado a un lado.
  • La reparación: cuando el Espíritu Santo nos ilumina podemos darnos cuenta en qué hemos fallado y con arrepentimiento y acción podemos hacer lo necesario para salir de ese mal paso, a fin de que se rompan las duras cadenas que nos alejan de recibir todo lo que nuestro padre, “el Todopoderoso” tiene para nosotros.

Espero que lo compres y leas… Es un libro corto, fácil de leer y entender pues trae testimonios reales y oraciones bellas.  Está lleno de sabiduría y mucha enseñanza para alcanzar nuestras bendiciones.

¿Cómo diezmar?

Uno de los regalos que me ha gustado muchísimo y me ha enseñado ha sido este libro “Cómo diezmar para ser bendecido” de Juan Alberto Echeverry.  Trata de estar claros en nuestros compromisos a la hora de hacer donaciones, obras de caridad, dar limosnas, ofrendas, ayudar a otros y diezmar.  No es lo mismo, que quede bien claro:

  • El diezmo: es el 10% de nuestro ingreso.  No es obligatorio en la iglesia Católica, se usa para apoyar la obra de evangelización y debe ser entregado a quienes se encargan de predicar el evangelio.  A quienes lo damos con alegría, trae bendición financiera y no debe ser dado a un pobre, pues esto es tarea de la Iglesia y nuestra pero debe salir de nuestro 90%.
  • La limosna: es dinero que se dá sin esperar nada a cambio a los pobres y necesitados.  Ayuda para el perdón de nuestros pecados y sale de nuestro 90%.  Puede ser entregado directamente a quien lo necesita o a la parroquia.
  • La ofrenda: sale de nuestro 90% y son dadas cuantas veces se quiera y algunas veces pueden ser ofrecidas para pedir oración o dar gracias a Dios.
  • La primicia: es lo primero de algo, es el primer fruto de nuestra bendición, es el resultado de algo que vamos a producir constantemente y recibiremos ingresos.  Por ejemplo: el primer salario de nuestro trabajo, nuestra primera cosecha.  Debe ser ofrecida según nuestra generosidad y es voluntaria.

Realmente yo estaba muy confundida pero ahora que sé la diferencia es mi compromiso informarte y que hagamos lo correcto.  Muchas bendiciones!

Translate »