Una palabra maravillosa!

El Padre católico colombiano, Alberto Linero hace una predica tan divertida en todas sus apariciones ya sea celebrando una misa, en radio, en Twitter, You tube y en sus escritos en su página de internet como en el “oracional”.  Un mensaje lleno de enseñanza, contenido, esperanza y sabiduría.

Invito a quienes tienen la oportunidad de comprar el oracional diario que lo hagan porque tiene para reflexionar en la mañana, noche y durante el día.  El de este mes de Julio está espectacular y hoy habla de poner este día en manos de Dios, alabarle y confiar en su misericordia porque El es quien nos dá el regalo de la vida.

Vale la pena tener este “tesoro”, rezar, meditar y aplicarlo a diario.  No te lo pierdas!

Lecciones del Padre Linero!


Es muy entretenido escuchar un sermón del padre Alberto Linero y un placer deleitarse con su sabiduría y humildad.  Siempre nos explica las cosas con claridad llamando todo por su nombre.

Los domingos en la mañana por Caracol pasan la Santa Misa y se los recomiendo porque es empezar el día con Dios, disfrutando de un desayuno tan nutritivo como es la palabra del Señor. No se lo pierdan!

Hoy también es el día de la Vírgen María, tiempo perfecto para rezarle un Ave María y pasar un rato en su compañía!

Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén

 

La palabra del Padre Linero es eficaz!

Entre más leo y reflexiono sobre los mensajes del padre Linero más aprendo y me lleno de gozo.  Quiero compartir el editorial que tituló “Aprendiendo a comunicarnos” tomado textualmente de su página http://www.elmanestavivo.com/barranquilla/index.php?option=com_content&view=article&id=2&Itemid=2

“De Ronald Regan se dice: “Fue un gran ejecutivo porque poseía una clara visión, hacía decisiones fácilmente, y delegaba con mucha efectividad pero fue un gran líder debido a su habilidad sobrenatural de comunicarse”. Quien quiera tener éxito en sus relaciones sociales necesitas una gran habilidad de comunicarse.  En una sociedad marcada por el estar conectado no se puede pretender triunfar sin hacer un constante esfuerzo por revisar sino nos estamos comunicando bien.

Cuántas veces hemos escuchado decir: Ese profesor sabe mucho, pero no lo sabe comunicar, lo que hace que su evaluación no sea la mejor. Aún más, muchas veces nos dañamos negocios, alianzas y perdemos oportunidades por no sabernos comunicar. John Maxwell, en su libro las 21 cualidades indispensables de un líder, plantea las siguientes verdades básicas para la comunicación:

Simplifica tu mensaje: La comunicación no es sólo lo que se dice, sino cómo se dice. Olvídate de impresionar a la gente. Muchas veces por intentar aparecer como una persona que sabe mucho, nos enredamos y terminamos comunicándonos mal. Otra veces lo que hacemos es tener una actitud muy barroca y llenamos de tantos matices y adornos las frases y los textos que terminan siendo realmente inteligibles. Si quieres que te comprendan, sé sencillo y claro en lo que quieres comunicar. No exageres, ni creas que entre más enredado, más fama de “sabio” vas a tener.

Mira a la persona: Los buenos comunicadores se concentran en las personas con las que se están comunicando. Nada más aburrido y desmotivador que alguien que está tratándose de comunicar con uno y está concentrado en todo menos en uno. Todos queremos ser atendidos y entre más importantes nos sintamos con el otro; más abiertos estaremos a su mensaje. Pregúntate esto: ¿Quién es mi audiencia? ¿Cuáles son sus preguntas? ¿ Cuáles son las necesidades a suplir? ¿cuánto tiempo tengo para hablarles?

Muestra la verdad: La credibilidad precede a la gran comunicación. Para ser creíble, cree primero en lo que dices y vívelo. Nadie puede impactar a otro si antes no está impactado por el mensaje que quiere comunicar. Además debemos tener claro que la coherencia da credibilidad. Por ello hay que tener claro que debo creer en lo que digo y a la vez debo vivirlo, o por lo menos que sepan que lo estoy intentando.

Busca una respuesta: Recuerda que el objetivo de la comunicación es la acción. Por tanto al hablar dales algo que sentir, algo que recordar y algo que hacer.

Te pregunto: ¿Cómo evalúas tu capacidad de comunicarte con otros? ¿Es la comunicación una prioridad para ti? ¿Puedes inspirar y motiva a otros? ¿expresas tu visión de tal manera que gente sea campas de entenderla, asimilarla e implementarla? Cuando hablas una a una con las personas ¿eres capaz de establecer un vínculo con ellos?

Hay que atender no sólo lo que digo, sino cómo lo digo. Es necesario darse cuenta si se cumplen las características de un mensaje asertivo: decir la verdad, en el lugar adecuado, a las personas adecuadas, en el momento adecuado, con las palabras adecuadas y con los sentimientos adecuados.

Un hombre iba a hablar por primera vez en público y le pidió un consejo a su mentor que le respondió: “Escribe una apertura estimulante que pueda cautivar a todos en la audiencia. Después escribe un resumen y una conclusión dramáticos que haga que la gente desee actuar. Después pónlos tan juntos como sea posible”.”

Como comunicadora y periodista me identifico con este mensaje porque mi deseo es el de llegarle a mucha gente con escritos que sean sencillos y fáciles de entender y por eso decidí que mi página se llamara “facilycotidiano”.  Ya llevo con este lindo proyecto un año y me siento realizada y espero seguir haciendo la diferencia en las vidas de muchos… Amén, Amén, Amén!

Un regalo para Navidad: la palabra del padre Linero

Reflexión del Padre Alberto Linero tomado textualmente de http://www.elmanestavivo.com/barranquilla/index.php?option=com_content&view=article&id=2

“Muchas experiencias negativas en la infancia pueden habernos convencido que no somos personas valiosas o que somos “menos” que las demás personas. Pudo ser una frustración en la realización de nuestros planes, un regaño e insulto publico que nos exhibió como alguien incapaz, o la desconfianza de nuestros padres y mayores en la realización de tareas. Esa puede ser la causa de nuestra actitud negativa, insegura y tímida ante la vida. Algunas personas se han pasado la vida revalidando todos esos comentarios negativos que recibieron y mostrando que esas personas si tenían razón al haberle dicho esas palabras tan feas. Todo esto deriva en unas pobres relaciones interpersonales. Algunos son pisoteados, maltratados, usados, abusados por los demás y sienten que ese es su destino y que para eso vinieron al mundo. La experiencia  que tenemos de Dios tiene que ayudarnos a cambiar ese parecer y esas creencias tan incrustadas en nuestra conciencia. Nosotros tenemos que tener claro que Dios nos ha creado con el mismo valor que los demás, que El no ha hecho estratificación por el color, por la condición social, por las capacidades ni por ninguna otra variable. Dios nos ha creado con capacidades y dones que tenemos que poner al servicio de la sociedad. Es importante tener claro que somos distintos y que las cualidades no son iguales y que eso no significa que no valgamos nada o menos que el otro. Por ejemplo, yo estoy seguro que no estoy dotado de todas las destrezas que los humanos podemos tener y que en muchas de ellas estoy por debajo del promedio pero eso no me hace inferior a nadie. Me hace distinto pero no menos que nadie. Seguro que tengo otras habilidades y destrezas que están por encima del promedio. Se trata de darse cuenta que la persona que en la infancia me insultó o dijo eso que tanto se quedo grabado en mi mente estaba equivocada y estaba hablando desde su pobre comprensión de la vida y de los humanos. Es hora de saberte muy capaz y de entender que esas personas que tu infancia te dañaron estaban enfermos y no merecen que tu les creas. Hay que encontrar personas que expresen pronto todo lo valioso que has sido para sus vidas y como a través tuyo Dios los ha bendecido de muchas maneras y así podrás estar más tranquilo y dispuesto a tener mejores relaciones con los demás.

Vale la pena soltar esa situación desagradable y en esta época más, para que el 2013 venga lleno de grandes cambios y cosas positivas para tu vida!  Cada uno de nosotros es un hijo de Dios por eso te digo que eres valioso, especial, único, diferente y este es tu año. Animo!

Aprender a “dejar ir”

Definitivamente el Padre Linero siempre lo estremece a uno con sus mensajes y esta es una muy buena lección que todos debemos aprender:

“Saben que el relato de Bartimeo (Marcos 10,42-56) me gusta, de hecho lo he comentado aquí en este oracional muchas veces, pero hoy vuelto a compartir con ustedes un dato que me parece iluminador para este día: El ciego Bartimeo arroja su manto y da un saldo y llega donde Jesús (50). Es un acto de renuncia y de liberación pero a la vez de fe en Jesús, el Señor. El manto tiene un significado muy importante en el contexto bíblico: Si tomas en prenda el manto de tu prójimo, se lo devolverás a la puesta del sol. Porque eso es su única cubierta; eso es su vestido para cubrir su cuerpo. ¿Con qué más ha de dormir? Cuando él clame a mí, yo le oiré; porque soy misericordioso. (Éxodo 22,25-26). Este hombre ante la invitación de Jesús deja todo lo que es valioso para El pero le impide encontrarse con el Señor. Creo que eso es lo que muchos tenemos que hacer para que El Señor sea el dueño de nuestra vida. Aprender a renunciar y “a dejar ir” es uno de los caminos que conduce a la madurez y al verdadero encuentro con Cristo Jesús. Muchas veces somos incapaces de dejar aquello que nos está dañando y que nos impide ver la realidad desde el corazón de Dios. Se necesita libertad y decisión. Cuántos de los que me leen están sufriendo por una persona que les dijo que la relación había terminado, o porque perdieron “algo” que consideraban muy importante, a ellos debo decirles que es necesario tratar de comprender porque se dan estas experiencias y abrirse a las nuevas posibilidades que la vida les trae. Eso fue lo que hizo Bartimeo, no lloró por dejar el manto sino que se abrió a la bendición que se hacía presente en Jesús. Esa es la fe, ser capaz de dejarlo todo para entregar el corazón a Dios. ¿Cuáles son las renuncias que tendrías que hacer tú? ¿Estás aceptando con inteligencia y sabiduría las pérdidas que has tenido en tu vida?” -tomado de su página el man está vivo.

 

 

Más enseñanzas del “Man”

Definitivamente el Padre Aberto Linero, sabe predicar y llevarnos con su palabra y ejemplos a valorar las cosas que  tenemos, buscamos, nuestras metas y anhelos, y nos hace reflexionar que no todo en la vida es lo material, ni el dinero pues hay temas que son más importantes y prioritarios.  Una gran lección es la de cómo conseguimos nuestros sueños y no es precisamente a punta de llevarnos por delante a quien se nos pase por el medio… es con creatividad, perseverancia, esfuerzo, sacrificio, respeto,  bondad, lealtad, honestidad y de la mano de Dios.

A continuación uno de sus mensajes y quiero compartirlo con ustedes porque vale la pena y tiene mucha sabiduría:

“Lo más importante que lo importante”
En el deporte, como en la vida, se ha impuesto una idea dañina: el resultado está por encima del proceso. Esta manifestación tan pragmática y utilitarista es hija de Maquiavelo, cuando nos dijo que el “fin justifica los medios”. Tengo claro que no está bien seguir afirmando que se puede ganar como sea; que debemos hacer plata como sea o alcanzar las metas propuestas como sea. Tengo la certeza de que ese camino que da alegrías ante el triunfo, termina siendo el camino a la frustración y a la derrota. Sé que muchos no estarán de acuerdo conmigo y dirán que soy lírico y romántico; pero, insisto en creer que el camino que conduce a la felicidad no sólo pasa por la legalidad sino también por la ética (dejo claro que no estoy hablando en sentido teológico y por eso no hablo de moral). Aún más, soy de los que prefieren desechar caminos legales, si considero que éstos no son éticos; es decir, que no corresponden con los valores, con las ideas fuertes que gobiernan e impulsan mi proyecto de vida. Creo que debe haber una coherencia entre lo que hago y los valores que proclamo. A veces nos quejamos de la manera como la sociedad se no está cayendo a pedazos o por las atrocidades que, a diario, son noticia en nuestros periódicos, o por la corrupción, o por cualquiera de esos flagelos. Y creo que una de las variables que explican -y permiten entender- estas situaciones está en ese creer, enseñar y proclamar que hay que lograr los objetivos cómo sea. ¿Cómo lograr la victoria sin traicionar los principios fundamentales de mi ser? Creo que este es el camino: 1. Hay que ser creativos, innovar, inventar, descubrir nuevas y mejores soluciones; no quedarse quieto, ni dejar que los inconvenientes nos subyuguen sin que intentemos un camino diferente para entrar a la batalla. Ser creativo supone barajar de un nuevo modo las cartas que ya tengo conmigo, ordenar de un modo diferente las acciones, intentar alternativas novedosas. 2. Hay que ser bondadosos; cuando uno es tacaño, cuando no da, cuando no comparte, se encierra, se bloquea, se olvida de conseguir el resultado esperado por cuidar la posición en la que se está para que otro no pueda acceder a ella. Es increíble la gran cantidad de gente que no logra nada, para que otros no se beneficien de sus victorias; el típico ejemplo es aquel que prefiere que le pongan una mala nota a que otro se gane una buena sin merecerlo. 3. Hay que saber respetar al otro; los seres humanos tienen una visión particular de lo que viven y lo que pasa. No se vive igual un triunfo si estás en el bando perdedor; entonces las interpretaciones, los sentimientos y las ideas que tienen otros pueden ser diferentes a las tuyas, pero no son desiguales, son igual de dignas, de importantes, de valiosas, siempre uno encuentra una idea acertada en quien discute conmigo. 4. Hay que ser leal; que los otros sepan que jugamos bien, que respetamos las reglas, que competimos en franca lid, que no usamos atajos, ni trampas, que no aprovechamos situaciones de mala forma, que no sacamos ventajas injustas de nuestra posición o de las relaciones que tenemos. 5. Hay que captar que existen realidades que van más allá de las que brillan, pesan y lucen… No todo se agota en lo práctico y no todo se pesa por el dinero que puede costar, hay realidades que son muchísimo más importantes que el dinero o el triunfo logrado a costa de trampas y engaños.

Publicado por

Translate »